Skip to content

Historia del proyecto

Archivo Histórico La Revuelta: 9 años de historia anarquista.

Llevamos casi una década hablando en serio de nuestra historia, cuestionando los caminos que nos han llevado por este sendero, tomando diversos trozos del pasado, que sin medida específica le han dado forma a nuestros sueños. Casi una década de encuentros formales e informales para dar sentido a nuestro trabajo “patrimonial”, convencidos de la utilidad de aquella labor invisible, entre las paredes de nuestro hogar, en los escondrijos de casas abandonas convertidas en centros sociales; guardando en cajas recicladas de algún nuevo artefacto, cientos de papeles teñidos con letras anárquicas y atiborrados con el sello de la primera vocal envuelta en un círculo. Casi una década reuniendo las señales de nuestros pasos por esta tierra.

Fue el año 2009 cuando decidimos etiquetar el proyecto bajo el nombre de “Archivo Histórico La Revuelta”. Un pequeño grupo de ácratas, empapados por un entusiasmo prolífico, llenos de ideas y realizando múltiples labores de difusión y propaganda. Grupo Julio Rebosio nos llamábamos, de investigación e historia social anarquista, puesto que allí se encontraba nuestro común punto de referencia, nos hermanamos revisando periódicos de principios de siglo XX en la hemeroteca subterránea de la Biblioteca Nacional, escribiendo sobre aquellos/as que levantaron nuestras banderas hace más de un siglo y compartiendo valiosas fuentes primarias, que para muchos/as eran tesoros solo dignos de permanecer bajo la irrestricta propiedad del afortunado historiador que llegó primero a ella. Quisimos romper esa dinámica, compartir los papeles, apoyarnos, aconsejarnos y crear dinámicas de trabajo horizontal y colaborativas.

Pero fue mucho antes de ese año que, en nuestra conciencia, ya había echado raíces la idea de conservar lo que leíamos, de guardar entre ordenadas carpetas los viejos fanzines que conseguíamos en marchas o tokatas; de fotocopiar los folletos o periódicos libertarios que nos prestaba algún compañero/a por ahí; de recoger los panfletos de las manifestaciones públicas, sobre todo los del 1º de mayo, el 11 de septiembre o el 12 de octubre. Hasta allí, siempre como una intuitiva tarea individual. Algunos años antes, observamos cómo se levantaron otros proyectos que reunieron papeles, pasamos por algunos de ellos, a veces como simples visitantes, a veces como entusiastas colaboradores. Todo aquello fue determinante para definir el sentido de la creación de un Archivo histórico de carácter anarquista.

En una primera etapa, los tres primeros años, avanzamos a paso firme, reuniendo muchísimo material con compas que confiaron en nosotros, creando dinámicas grupales e individuales para hacer crecer las colecciones, estableciendo redes de apoyo con otros grupos – que como nosotros –  estaban dedicados a reunir trozos de nuestra historia anarquista. Accedimos a joyas documentales, como “El Oprimido”: primer periódico anarquista editado en Chile en 1893, traído para el archivo por una compañera desde el Instituto de Historia Social de Amsterdam en el año 2010; como la colección de la revista anarquista Reconstruir de la región argentina, conseguida con compas, que en ese entonces trabajaban en la Biblioteca Archivo de Estudios Libertarios (BAEL) de la FLA; o como las diversas colecciones de periódicos como La Batalla, Verba Roja, El Surco, Acción Directa, El Sembrador, etc., todas fotocopiadas de los registros de la Biblioteca Nacional. También mantuvimos bastante regularidad en informar sobre aquello que recibíamos mensualmente, a través del Periódico El Surco, publicación que nos brindó una columna permanente hasta noviembre del 2012.

Pero tropezamos con una montaña de tareas, nos comprometimos tanto que la realidad superó el entusiasmo inicial. La muestra documental presentada en la 1ra feria del libro y la propaganda anarquista del año 2012 cerró ese primer proceso. Muchos de los papeles comenzaron una extensa quietud y los planes de establecerse en un local no llegaron a buen puerto, sin dudas, las pilas que habían otorgado pujante energía a nuestra aventura, se habían agotado.

Ya pasados unos meses, un nuevo grupo de personas demostró interés en el proyecto, y comenzó a planificar un trabajo inmediato. Hubo que encontrarse, enfrentarse y replantearse para seguir juntos adelante. Así, luego de intensas asambleas, comenzó un segundo empuje, esta vez, establecidos regularmente en el CSO La Makina – Libereco. Un 21 de julio de 2013 concretamos la primera jornada a beneficio con una actividad denominada “Memoria para la Revuelta”. Le siguieron meses de trabajo, de recuperación de documentos, de catalogación del abundante material y de discusiones en torno a la intencionalidad política del archivo. Se abrieron, al menos parcialmente, las puertas para la consulta de la Hemeroteca y el Fondo bibliográfico, pero la primavera terminó de golpe, nuevamente nos azotó un contratiempo. La notificación con el aviso de desalojo del  Centro Social nos puso en una compleja situación y nos obligó a buscar nuevos rumbos. Un par de meses después, sin lugar aun y con la amenaza latente, sacamos los papeles de Libereco.

Le siguieron meses y años de traspiés y desaciertos. El grupo se debilitó y se concentró en otras actividades, dejando la labor archivística fuera de las prioridades, tanto individuales como colectivas. Las cajas se mantuvieron en el anonimato, guardadas, protegidas, pero sin uso, quizás esperando una nueva vuelta de tuerca a la realidad.

A través de un acertado movimiento, los documentos encontraron una nueva puerta abierta para la reactivación. A mediados del año 2016 la Biblioteca antiautoritaria Sebastián Oversluij recibe el material y le vuelve a dar vida; los diarios, periódicos, revistas, fanzines, cartas y afiches encuentran en un grupo de compañeros/as atención y dedicación. En este lugar, en diciembre del mismo año, se presentan las intenciones del archivo, para luego dar curso a un trabajo gradual de catastro de lo existente, hasta ese momento sin conexión con el proyecto original. El verano es tiempo de cosecha y variadas manos anárquicas realizan un registro detallado del interior de las cajas, tarea fundamental que da cuenta de un crecimiento exponencial de las fuentes atesoradas. Paralelamente a este proceso, el núcleo de compañeros identificados con el Archivo La Revuelta decide impulsar una rearticulación del proyecto, realizando una evaluación crítica del camino recorrido; reestableciendo lazos solidarios; identificando los desaciertos y fortaleciendo el compromiso con largos años de compilación documental, que hasta el día de hoy representa un serio esfuerzo para conservar la memoria del anarquismo local.

Este año 2017 los caminos se encontraron, las intenciones coincidieron y las dinámicas fluyeron naturalmente. En el grupo actual convivimos compañeros pertenecientes a las tres etapas de nuestra historia. El trabajo ha sido arduo, conjunto y proyectado hacia el futuro. En la actualidad contamos con un detallado catálogo de nuestra Hemeroteca, en el fondo relacionado con el tiempo presente del anarquismo en Chile, considerada desde el año 1973 hasta la actualidad. Las siguientes etapas de trabajo consideran catalogar la Hemeroteca del pasado histórico anarquista, las cajas temáticas de afiches, panfletos e informativos; la Hemeroteca de los movimientos sociales e izquierdas; el Fondo bibliográfico de la historia ácrata en la región; la Hemeroteca internacional; El Fondo de causas judiciales y un largo etcétera.

 Estos meses de reconstrucción nos han permitido dimensionar la enorme tarea que tenemos por delante y sentir, en primera persona, la responsabilidad política que significa heredar las colecciones de varias/os compañeras/os que han confiado en este proyecto [varias de ellas recibidas durante estos últimos meses] y han puesto a nuestra disposición una parte importante de su vida y su experiencia entre los múltiples grupos que se han reclamado portadores de las banderas del anarquismo, o bien, dentro de diversos movimientos sociales que han echado raíces en este y otros territorios. No somos nosotros/as los/as jueces de aquellos/as que han impreso una A de anarquía en sus hojas de propaganda, ni de quienes han encontrado en el sindicato, la federación o la acción individual su camino… nosotros/as estamos para poner a disposición la experiencia pasada y para intencionar la construcción de un nuevo mundo sin Estado, sin capitalismo y sin Autoridad.

Archivo Histórico La Revuelta

Santiago, región chilena, jueves 12 de octubre de 2017.

 

 

Advertisements
No comments yet

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Cambiar )

Connecting to %s

A %d blogueros les gusta esto: